jueves, 29 de octubre de 2009

Memoria.

De memoria frágil, de recuerdos vagos, sólo guarda en su mente a la gente que siempre quiso, no sabía muy bien si en el hemisferio derecho o izquierdo, por eso siempre protegía los dos.

Ahora pasado ya un tiempo vive sin recuerdos pero el día a día es un nuevo descubrimiento que solo queda un momento para desaparecer al instante, sin embargo, es feliz pensando en todas las cosas nuevas que ve todos los días.

4 comentarios:

emilio dijo...

Las enfermedades del cerebro son muy duras, más para los que rodean al enfermo que para él mismo.

Esa felicidad es muy ficticia por desgracia...

Un saludo.

Reflexiones de Emibel dijo...

Viven sin vivir, sienten sin sentir, miran sin mirar aunque como dice Emilio, lo peor es para los familiares más cercanos, éso, por desgracia, lo conozco muy bien
Buen día

Blanca dijo...

Pues yo quiero que sea así como tu lo dices.

Seguro que es así.

Yo veo a mi madre reir por tantas cosas aunque al momento se le haya olvidadp..

pero luego otra cosa la hace reir..



Que bonito lo que has dicho!!!!!

Blanca dijo...

Acabo de ver que estoy en tu lista de blog!
Que sorpresa tan agradable!