sábado, 30 de enero de 2010

Él y ella.

Él, alto y delgado. 
Ella, guapa y delgada. 
Ambos se casaron, él enamorado de ella y ella de él.
Él empezó a engordar y perder su mas preciado bien, su pelo.
Ella empezó a cuidar su mas preciado bien, su piel.
Él se quito de fumar, como siempre, por navidad.
Ella quiso cambiar la decoración de su casa, no mas.
Él empezó a mirar a otras mujeres, sin maldad.
Ella a ver sus series preferidas, sobre todo los viernes.
Él, cambió a ella por la otra.
Ella lo supo y quedó muerta.
Él, con la otra, dejo kilos y rapó pelo.
Ella, lo acogió después de la otra.
Y él volvió a sus kilos de mas y a fumar por navidad.

miércoles, 27 de enero de 2010

Sexo

Los griegos practicaban el sexo con promiscuidad  sin la culpa religiosa que ha inundado nuestro mundo. 
Decir que avanzamos, no es real, en lo personal. Vamos a prácticas sexuales con probetas fecundadoras de óvulos congelados y espermas licuados.

martes, 26 de enero de 2010

Niño de Ojos tristes

Quedó grabado en su mente aquel cuadro del  niño de ojos tristes presente en el pasillo. Aquellos ojos que le inundaba de miedo y le impedía estar en la casa cuando estaba sola.
Ahora, cuando el tiempo deja las cosas en su sitio, su imagen ha perdido la fuerza y aquellos ojos ahora se le antoja enfermos y llenos de ternura.

domingo, 24 de enero de 2010

miércoles, 20 de enero de 2010

martes, 12 de enero de 2010

¿Por qué?

¿Por qué el dolor no se olvida?.
¿Por qué olvidamos los engaños? 
¿Por qué engañamos con maldad?.
¿Por qué  en la  maldad se disfruta?.
¿Por qué se disfruta sin ser feliz?.
¿Por qué se es feliz con remordimiento?.

lunes, 11 de enero de 2010

viernes, 8 de enero de 2010

Palabra

Hipnotizada por la palabra,
 sufría de desengaños.
Nadie le había dicho que la palabra hay que acompañarla con la mirada.

lunes, 4 de enero de 2010

Asesina

- Cualquiera puede ser un asesino.


Me quede estupefacta. Yo sólo sé asesinar palabras...y me parece que en serie.

domingo, 3 de enero de 2010

Balanceando el año

Siempre sale en estas épocas la palabra Balance, y siempre balanceamos nuestros deseos y nuestros anhelos, con nuestros logros, y una veces añadimos positivos sobre negativos sin tener claro en que balanza se han de colocar. 
Y la cosa se complica si le añadimos la copa de alcohol y los demás, y cuando nuestra vista se ha nublado y según este el ambiente instalado donde tu culo se halla quedado, balanceamos el año pasado a un lado o a otro, añorando lo pasado e ilusionando por el que viene.


Y me quedo con la frase leída en estos lares, Si la felicidad te da la espalda, agárrale el culo. 


Esa es una frase y las demás son tonterías.