sábado, 10 de julio de 2010

El tunel negro

Huyó de su mundo personal, buscó otro lugar donde poder alcanzar la paz que le había sido negada. 
Viaja sin equipaje, con la arquitectura genética incustrada en su mas profundo estado hormonal.
Ahora vaga en el agujero negro de la vida,

5 comentarios:

MTeresa dijo...

Hay veces en las que hay que irse
para encontrarse.
Feliz finde

María dijo...

¿Buscando la luz del final del túnel?
Le costará, pero al final encontramos lo que buscamos.

Besiños!!

Isabel Romana dijo...

No hay escapatoria, parece... Aunque la vida no es un agujero negro: cada cual puede hacer lo posible para pintarlo del color que más le guste. Abrazos.

neko dijo...

A veces, hay que huir de uno mismo para poder ver mas allá del tunel.

Verónica (peke) dijo...

siempre que nos tenemos que enfrentar a nuestros miedos, lo asemejamos a un agujero negro o a la soledad mas absoluta...

besotes de esta peke.

pd. te espero por mi rincon con tu taza de cafe, siempre que quieras...