lunes, 21 de marzo de 2011

Hijos sin vida.

Le preguntaron si su deseo de vivir se sustentada en la necesidad de ver crecer a sus hijos. 
Pasó un momento, y respondió que el hecho de vivir se debía simplemente a sus deseos de vida.
Aquella respuesta no fue compuntada como correcta.

2 comentarios:

Isabel Romana dijo...

Seguro que el entrevistador era un hombre. Un abrazo, guapa.

Isabel Romana dijo...

Pasé de nuevo a verte. Besos.