sábado, 5 de septiembre de 2009

La mosca cojonera

Cada mañana que puede, le gusta estar sola, tubanda sobre la cama sin prisas y sin pensar en nada. Pero sin saber como, en este estado de paz, siempre le aparece la mosca, la que molesta, la que no te deja.

Así, cuando llega ese momento de la mañana, sabe que tendrá el tiempo justo hasta que aparecezca la mosca cojonera, y ahora si piensa, piensa en ¿cuándo vendrá?

3 comentarios:

Francisco M. Ortega Palomares dijo...

Pensamiento pensado: la mosca es como la idea.

Anónimo dijo...

uy!, yo de moscas cojoneras entiendo un rato, jajajaja
3,14 kiss

Como te lo digo dijo...

Debería ser una ley de Murphy:

Las moscas vendrán a posarse en tu rostro justo cuando te estes durmiendo...