sábado, 20 de marzo de 2010

Otear

- Cuando las catástrofes te rodean, ¿qué se puede hacer?. -lo dijo sin convicción.

- Sólo se puede mirar subido en las partes mas altas que puedas - fue la respuesta de su terapeuta.

Salio y fue buscando en el paisaje los lugares donde pudiera otear el volcán que llevaba dentro.

4 comentarios:

La cónica dijo...

tomar distancia de uno mismo, mirar desde fuera... no es tan fácil de lograr, alejarse un momento de la lava que bulle por dentro. de la que lo arrasa todo...

Sakkarah dijo...

Me ha gustado, es para pensar.

Quizá la parte más alta para ver ese volván sea en la misma cúspide de el, en su crater.

Un beso.

Delgaducho dijo...

La mejor manera de conocer porque ese volcán entra en erupción es accediendo a su interior, el problema es que es demasiado peligroso.

Las cosas que nunca se dicen... dijo...

Eduardo Galeano, en uno de sus microrelatos, dice que desde lo alto de una montaña, alguien dijo que se ve a la gente como 'fueguitos'. Hay quien arde fuertemente, quien está a punto de apagarse, quien simplemente mantiene una simple llama inerte, o bien aquel que arde con tanta pasión no puedes mirarlo directamente, y quien pasa a su lado se enciende.
¿Cual es tu fuego interior?