viernes, 27 de mayo de 2011

Intocable

Sus pequeñas mentiras diarias, creo un ser sin corazón embullido en su coraza de todo vale, se conviertío en un intocable, frente al temor de los demás.

2 comentarios:

María dijo...

Ese ser sin corazón a quien más daño hace y ante quien más teme es a sí mismo.

Blanca dijo...

Yo creo que las mentiras eran grandes para llegar a ese punto.

Te dejo un saludo.