jueves, 19 de mayo de 2011

Utopía.

- ¿Qué estudias?
- Medicina.
- ¿Qué harás cuando termines?
- Irme a África, allí siempre necesitarán un médico.
Baje la cabeza, y no fueron las arrugas, ní las canas lo que me hizo sentir que había perdido la juventud, fue el haber perdido mis ideales.

3 comentarios:

Isabel Romana dijo...

No sé, no sé. A veces, lo que nos falla es la energía y la vitalidad de la juventud. Ojala no perdamos nunca los ideales, porque no estoy segura de que tengan que ver con la juventud o, al menos, no completamente. Más bien tienen que ver con la fidelidad hacia uno mismo. Besitos.

txusman dijo...

joder... me pasa lo mismo....

Saludos.

Anónimo dijo...

es curioso como el miedo al crecer se transforma de lo material a lo metafísico. A mi también me da mucho miedo y veo que la gente que da de lado el 15M es precisamente por ese médico que nunca fueron.
has dado en la diana.
3,14 besos