miércoles, 3 de febrero de 2010

Muerte fria

Cogió su pistola, con la mirada perdida, apuntó a las sienes. 
Un solo pensamiento le cruzo:Hará frío al otro lado. Y apretó su dedo al gatillo. Un golpe seco  y un pequeño charco de sangre cubrió el suelo, estos fueron los únicos indicios de lo que en otro tiempo fue vida.

3 comentarios:

Delgaducho dijo...

Si en este lado vives congelado que mas da...

txusman dijo...

preguntáselo ahora...
si no quieres vivir es que no tienes vida...
ahaaaa!!! perra vida....

saludos.

MTeresa dijo...

El suicidio no es nunca
la solución.
Mientras hay vida...