martes, 23 de febrero de 2010

Sin tachaduras.

Estoy harta de tener que hacer lo correcto, y digo yo ¿Quién escribe el manual de lo que es o no correcto?, quiero hablar con él o con ella, y pedirle que añada todas las incorrecciones que me salen de mi naturaleza humana o animal que llevo dentro.

9 comentarios:

Delgaducho dijo...

Esa reflexión me la he hecho yo miles de veces y creo que le viene bien la frase aquella de Campoamor: En este mundo traidor
nada es verdad ni mentira;
todo es según el color
del cristal con que se mira.
Besos.

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

Apoyo esta reflexión. Vivan las imperfecciones!!
Cariños!

María dijo...

Hablar con él o ella para hacer imperfecta la perfección o para perfeccionar la imperfección?

Desdibuixant l'ego dijo...

¿Hacer lo que uno cree que es lo correcto, sin condicionamientos, o lo que se supone que es lo correcto?
Primero es necesario saber de qué se trata, para poder hacer lo que uno quiere.

Diego Mira dijo...

no, lo que sería el mundo con tantas incorrecciones

el sentido común lo dicta, el derecho natural, la moral... así mismo, haga lo incorrecto si le hace feliz, sea feliz

La cónica dijo...

lo correcto es enemigo de lo justo algunas veces. sé un ejemplo que lo deja muy claro (pero creo que no sería correcto que lo escribiera aquí)...

por otro lado, vivo en un sinvivir. no me gusta, pero vivo en parte de vigilar que un grupo nutrido de personas hace lo correcto. ellos tratan de dominar sus tendencias humanas y animales, se sientan en las sillas, callados, afanados en hacerlo todo y todo bien. hasta preguntan cómo entre susurros. yo no les digo nada. soy implacable. me impongo en rojo a lo que escriben, pondero sus acciones y les asigno un número...

dos grupos tengo para corregir este fin de semana...

(perdona la parrafada, pero me has puesto a pensar)

Joselu dijo...

Las pequeñas o grandes imperfecciones son aliadas de la belleza, de la humanidad, de un cierto estilo de la armonía no sujeto a cano.

Blanca dijo...

lo correcto no es siempre lo mejor
ni tan siquiera

es necesariamente lo ético,

Besos.

una más dijo...

Hazlo!
Besote