martes, 22 de diciembre de 2009

La congoja

Sinceramente, no comprendía su desdicha, aquella que le acongojaba el corazón, sin saber muy bien lo que hacer, fue a su médico, el cual le mando un electro y sólo pudo descubrir un movimiento normalizado de un corazón cansado propio de la edad.

4 comentarios:

una más... dijo...

Un corazón siempre aparenta la edad que tiene?
Abrazos..

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

Triste, muy triste.
Y a veces ese cansancio se da con tan pocos años vividos..
Cariños!

Blanca dijo...

Las otras neuronas están dispersas buscando inspiración en blogs como este.

Besos

Delgaducho dijo...

Normal,la medicina no esta preparada para tratar según que dolores...