jueves, 9 de septiembre de 2010

Caos.

No tenía razón para preocuparse pero la sinrazón entro en su ser para no abandonarle.

3 comentarios:

María dijo...

Es lo que hace la locura.

Todo bien...?

Un beso.

neko dijo...

No hace falta estar loco para ello... hay veces que te invaden agobios espectrales, y cómo combatir algo que no vemos?

txusman dijo...

malo....