lunes, 20 de septiembre de 2010

Sin cita previa.

El médico no tenía cita para ella. Ajustó su dolencia a la agenda de su doctor, y fue diagnósticada de una enfermedad con síntomas de lista vacia.

2 comentarios:

Isabel Romana dijo...

¡Genial! El mundo al revés, pero igual que un bolsillo vacío. Besos, querida amiga.

MTeresa dijo...

Esto me parece
totalmente hipocondríaco,
ir al médico a que diagnostique
¡lo que sea!
es perfecto para quien
padezca esta enfermedad
"imaginaria"